Los claveles, nuestra seña de identidad en Semana Santa

 en Noticias

Con la llegada de la primavera llega la festividad de Semana Santa, unas fechas marcadas por las tradiciones y las costumbres. Si hay algo que simboliza y representa por igual a todas las procesiones de Semana Santa es la ornamentación floral, y no hay nada más característico en estas fechas que los claveles. 

¿Por qué los claveles son tan característicos a nivel nacional? 

Los claveles tienen la época de floración natural a principios de la primavera, en los meses de marzo y abril, coincidiendo con las fechas de Semana Santa. Cabe señalar que esta planta tiene su origen en la península ibérica, por lo que adquiere un mayor protagonismo. Este tipo de flor ha adquirido tal relevancia que se ha convertido en la flor por excelencia a nivel nacional. 

El clavel ha estado presente desde hace décadas en la Semana Santa y muchos lo consideran como la flor nacional española. Generalmente, los colores de esta flor se suelen relacionar con los que representan a cada cofradía o paso. Además, en el ámbito religioso, los colores simbolizan mucho más que, por ejemplo: clavel rojo se utiliza por el sacrificio y la sangre derramada de Jesucristo, mientras que el clavel blanco simboliza la pureza de la Virgen.

La Semana Santa viste las calles de flores, colores y sentimientos. Tan característico los tronos de las imágenes bíblicas adornados con cantidad de flores, de distintos tipos y colores, ramos de flores como regalo u ofrenda por la devoción. Este año ha tocado vivir esta festividad de manera muy diferente a lo que estábamos acostumbrados pero, estas fechas siempre se han caracterizado por representar la esencia y la pasión, y  por lo que este año no podría ser menos.

¡Dato curioso! El origen del nombre “clavel” procede de la antigua Grecia bajo el nombre Dianthus, dios y anthos ‘flor’, reconocido como ‘las flores de Dios’. 

Otras tradiciones relacionadas con los claveles

Siguiendo con las tradiciones, no hay una más bonita y pasional que regalar flores. Es evidente que regalar un ramo de flores es la mayor declaración de amor. Todas las fechas o festividades importantes van siempre acompañadas de flores, ya sea por San Valentín, por Navidad, por Sant Jordi, por el Día de la Madre, además de por la muerte de un ser querido o con motivo de celebración entre familiares y amigos.  

Las flores se han convertido en una manera de expresar nuestros sentimientos y el amor hacia las personas que nos rodean, reflejan la pasión y la admiración por los que más nos importan y por eso en Alimer, a través de nuestra sección de flores, las cultivamos con mimo para los momentos más importantes. 

Entradas recomendadas
acebuches-en-purisima-concepcion_1