La alcachofa y sus miles de posibilidades

 en Noticias

En España se cultiva el 25% de la producción europea de alcachofa, o alcacil, como comunmente la conocemos en la Región.

Dadas las condiciones de la zona mediterránea, la Región de Murcia se convierte en una zona excepcional por su clima fresco en invierno sin llegar a ser agresivo, las condiciones del suelo agrícola así como su elevada altitud.

En nuestra cooperativa producimos unos 3 millones de kg de alcachofa al año. Hoy queremos que sepas cuáles son los beneficios y posibilidades de esta hortaliza tan sabrosa y tan de nuestra Región.

Beneficios de la alcachofa

La alcachofa es un alimento natural ideal para tratar diferentes afecciones metabólicas. Cuenta con numerosas propiedades que contribuyen por ejemplo al funcionamiento del hígado y la vesícula. Si padeces de colesterol, debes saber que esta verdura ayuda a reducir los triglicéridos en sangre.

En una dieta de pérdida de peso, la alcachofa puede ser tu mejor aliada debido a que sus fibras vegetales ayudan a controlar el apetito proporcionando una gran sensación de saciedad. Además, ayuda a cuidar el estómago ya que favorece la digestión y la eliminación del flujo de la bilis, tiene propiedades diuréticas eliminando la retención de líquidos y toxinas.

Mejora la circulación al eliminar las toxinas de la sangre, evitando diferentes trastornos a este nivel.

¿Cómo tomar la alcachofa?

Otra forma de obtener todos los beneficios de esta planta es el té de alcachofa, tomando una taza de té 30 minutos antes de cada comida, el efecto saciante será más efectivo. Solo tienes que lavar y hervir las hojas durante 20 minutos.

Al vapor, al horno, hervidas, fritas, el guisos y hasta en paella la alcachofa tiene miles de posibilidades. 

Sin duda para aprovechar todas sus propiedades lo mejor es comerla cruda, en esta elección utilizaremos las más pequeñas y tiernas, ¿una opción? el carpaccio de alcachofa, te contamos como prepararlo.

Necesitarás:

  • 1 cebolla
  • 2 alcachofas
  • Daditos de jamón
  • Parmesano
  • Perejil
  • Limón
  • Aceite de oliva
  • Vinagre

Limpia las alcachofas y conserva en un bol con agua y perejil para que no se oxiden. Prepara un plato llano y córtalas el rodajas muy finas. Para la vinagreta que elaboraremos necesitas un bol con el zumo de limón, aceite de oliva y unas gotas de vinagre. Vierte esta mezcla sobre las alcachofas cortadas, coloca la cebolla en juliana y el queso parmesano en lascas, ¡ya lo tienes!.

 

carpaccio-de-alcachofa

 

 

 

 

 

 

Noticias recientes
presentacion-vi-carrera-base-aereasecretos de la cebolla